Saturday, February 18, 2006

Bon Jorno Viole...

Viole:
El techo te nombra, mis ojos no responden, la piel tiene el tacto frio de tu beso de acero. Aún sigo buscando los restos del naufragio, tu mirada fuego en mi corazón rojo. Recuerdo que la última vez te mudaste en 40 grados calentando tu piel, aunque esta pendía flácida, en un ataque inmoral de perverso apetito, te medí exacta con mi lengua lobezna mientras mis garras deshilaban tu channel imitación. Mis nervios se tensaron en el ángulo de una daga roja expuesta al fuego y la hundí en las cenizas de tu, aún, latente inocencia que vuelve a ti mientras duermes unicamente. Regué tus pechos, justo sobre la aureola de tus pezones rojos, mientras mi voz queda te decia susurrando, calma nena, shiss, ahh ohh, tranquila no pasa nada, shiss shiss.
Me agradeciste por cuidarte, te dije que estaría aquí, como sea.
Los dólares son tu alimento, ¿mi poesía? no sirve
El viejo Charly tenía razón, siguen prefiriendo dolares a orejas
Mañana te llamo flaca, mañana cuando tenga otros 200
Tu sed en mis poros
tu piel en mi grito
mirarte hecho trizas,
caminarte sin tiempo

Tu ombligo sangrado
mi savia en tus labios
rosa abierta en flor

Falo, vivo en cada espina
Tu risa en mis yemas
Mi tacto en tu monte

Tu pecho en mi espalda
mi mano en la tuya
mi almohada en tu miel

8 Comments:

Anonymous Pig said...

Viole, Viole, conocí una niña igual de puta, y como me vació la billetera. Todavía la veo todo arrogante por el Angel, ahí en su corvette amarillo

4:33 AM  
Blogger Pietro Aretino said...

Pig es pig, no entiende nada

5:26 PM  
Blogger Soñadora Insomne said...

No sólo se llevan los dólares en ocasiones.

6:37 AM  
Blogger peyote said...

el tiempo y el credo juegan al tacto de 40 o 90 grados al recuerdo o al sentido. ¡al diablo con pig!, yo hubiera dejado mi billetra y lo que hubiera podido.

5:59 PM  
Blogger Leopoldo Yerbabuena said...

Compro mi vida
Cambio mi vida

De todos modos
La llevo perdida

¿La comprarás con 200 nada más?

8:23 AM  
Blogger gallinasinhuato said...

embrujan, seducen, sonríen, son solo aire, desaparecen y aparecen con otros ojos y otra piel, pero la sensación es la misma, de cuando en cuando amanezco con ellas y me plazco de que vivan el cuento de la cenicienta un fin de semana, al finla no se si son mi fantasía o soy su desahogo...

4:01 PM  
Blogger jc said...

cazarse con ellas al fin de cuentas resulta mas barato

11:34 AM  
Anonymous Anonymous said...

quien sabe, el precio te lo cobran en especie...al final todas quieren plata, solo plata

11:30 AM  

Post a Comment

<< Home